Un informe elaborado por los gremios económicos evidencia la situación que enfrenta el departamento del Huila, región donde las protestas y bloqueos de vías frenan la comercialización de unos 200.000 litros de leche diarios con pérdidas estimadas en más de 2.000 millones de pesos.

Una de las mayores dificultades está en el acceso de insumos fundamentales para la producción ganadera, como concentrados y sales mineralizadas que no están llegando a las fincas, pero, sumado a esto, en las plantas de beneficio autorizadas se ha reducido en un 70 por ciento el sacrificio de ganado generando pérdidas por cerca de 1.900 millones de pesos.

Estas y otras cifras hacen parte del documento ‘Huila una sola voz’, en el que los gremios económicos muestran los impactos generados por los bloqueos en la ciudad de Neiva y el resto del departamento.

A ese panorama se suma que las empresas de transporte de carga y mercancías tienen sus operaciones detenidas con pérdidas cercanas a 1.200 millones y en lo relacionado con el transporte público urbano surge otro problema pues la movilización de pasajeros se ha reducido un 40 por ciento generando pérdidas superiores a los 800 millones de pesos.

El transporte intermunicipal de pasajeros se encuentra detenido con pérdidas de 8.000 millones en los 10 primeros días de paro.

El informe de los gremios aborda el sector porcícola que también vive momentos difíciles pues ante la imposibilidad de comercializar sus productos tiene pérdidas semanales estimadas en 2.000 millones de pesos y a esto se suman los 500 empleos en promedio que se dejaron de percibir en el sector avícola principalmente del sur del Huila, lo que arroja pérdidas de 850 millones por comercialización.

En el gremio panelero ha habido afectación en 6.834 jornales representados en 3.417 millones de pesos en ingresos para los trabajadores que se viven de ese renglón de la economía.

El documento señala que las obras del departamento están casi paralizadas por el desabastecimiento de materiales de construcción como tuberías de PVC que escasean en su totalidad.

El cemento registra desabastecimiento del 70 por ciento, el acero, hierro y aluminio 60; concreto el 50 y en pegantes, vidrios y estructuras 30 por ciento.

En el tema de servicios públicos el 30 por ciento de usuarios del Huila se han visto afectados por la no prestación de la energía y a esto se suma que 81.000 familias no contaron con gas domiciliario durante 2 días.

Los servicios conexos (lavanderías, mecánicos, y otros) al transporte de igual manera se han visto afectados y 1.000 puestos de trabajo se han perdido.

En el tema de piscicultura las plantas de proceso en su mayoría están cerradas y, por citar un ejemplo, una de ellas ha tenido pérdidas de 900 millones de pesos. Así mismo, se ha dejado de comercializar filetes en el mercado internacional ocasionando pérdidas por 925 millones.

Por todo esto se solicitó al gobierno nacional dialogar con los diferentes actores del paro nacional para llegar a acuerdos que permitan concertar corredores logísticos humanitarios, facilitar la movilización de personas, alimentos de primera necesidad y garantizar la prestación de los servicios públicos en los municipios para evitar desabastecimiento, pérdida de alimentos y de empleos, así como encarecimiento del costo de vida, cierre de empresas, entre otras.

También se espera flexibilización en las medidas restrictivas por covid-19 para evitar más cierres de empresas y pérdidas de empleos, lo que le daría un oportuno respiro a la economía.

El documento ‘Huila una sola voz’ surgió tras el encuentro gremial liderado por la Gobernación del Huila, Alcaldía de Neiva y la Cámara de Comercio del Huila.

Más información:
El Tiempo